Agustina Mansilla, una de nuestras lectoras, nos cuenta sobre el embarazo y nacimiento de su hija Faustina.

Tengo 23 años. Quedé embarazada y tuve a Fausti con 22. El papá Emiliano tiene 22 y él tenía 21. No fue un embarazo buscado. ¡Fue muy difícil afrontar la situación al principio! Yo estaba de 4 meses cuando nos enteramos, ¡por suerte fue corto sino me moria de ansiedad! Nunca tuve ningún síntoma. Solo engordé un poco de tanto que comía. Fue un embarazo divino, cero complicaciones. Fue muy lindo, ¡pasé super bien!  ¡Excepto que engorde mucho! Pero no lo volvería hacer (risas).  

La gorda divina, nació por parto natural el 26 de setiembre de 2012. Pesó 3,580 y midió 49 cm. ¡Fue hermoso! El papá entro al parto, ¡la cuidó mientras terminaban conmigo! La verdad es una emoción, muchos sentimientos encontrados, nervios, ansiedad, ¡es genial! Disfruté mucho ese momento. Estamos chochos todos en la familia.

Faustina es la primera nieta por los dos lados.

¡Gracias Agustina por compartir la historia!  

Deja un comentario