Te mostramos algunos tips para tener una vida saludable. Pero lo principal es que te tengas confianza y ganas de mejorar el estilo de vida que llevás. 

1. Compromiso con los demás.

Es importante saber trabajar en equipo, es decir cuando hacemos cosas para otras personas, debemos trabajar con compromiso. 

2. Dedicar un tiempo por día a uno mismo.

Es decir, dedicar un ratito del día (una o dos horas) para hacer algo que a uno le gusta: mirar televisión, salir a caminar, pasear al perro, etcétera. Si sos estudiante, luego de una jornada larga de estudio, dedicate un tiempo para vos, lo mismo si trabajás o sos mamá y dedicaste todo el día a tus hijos.
 
3. Dedicar un tiempo por día a planificar el día.

Es bueno ser ordenado. Por eso te recomendamos que cuando comience tu día, dediques un tiempo a planificar lo que vas a hacer. A algunas personas les sirve anotar en un papel o en la agenda todas las tareas que se proponen cumplir ese día. 

4. Tenerse confianza.

Como dijimos al comienzo, es fundamental tenerse confianza uno mismo. Tienen que decir: ¡lo voy a lograr! Si empezás el día siendo negativo, probablemente no logres todo lo que deseas. 

5. Aprender técnicas de respiración.

Una buena respiración hace que estés más tranquilo y más saludable. Por eso cuando las personas están nerviosas se suele decir que respiren hondo.
 
6. Hacer ejercicio.

Es muy importante dedicar por lo menos 45 minutos del día a hacer ejercicio. Si sentís que no tenés tiempo para ir a un gimnasio o club, podés salir a caminar o a andar en bicicleta. ¡No tenés escusas! 

7. Alimentarse mejor.  

Es importante comer saludable, muchas frutas y verduras.

Si no sabés cómo lograr lo que te proponés, te recomendamos leer estás notas: nota 1 y nota 2

Deja un comentario