Aunque el gato es el responsable de que la Toxoplasmosis exista, este no es motivo para regalar, o peor aún, abandonarlo.
TOXOPLASMOSIS

Bastante común es que a la consulta lleguen futuras mamás preocupadas porque su Médico les ha recomendado deshacerse de su gato porque está embarazada, ya que podría contraer toxoplasmosis.

Aunque el gato es el responsable de que la Toxoplasmosis exista, este no es motivo para regalar, o peor aún, abandonarlo.

Se tratará de explicar que es esta enfermedad, como se contrae y cuales son las medidas a tener en cuenta para evitarla.

La Toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el toxoplasma gondii, parásito coccidiano intracelular obligado. 

Es una zoonosis porque puede transmitirse a los seres humanos.

Infecta a casi todas las especies de sangre caliente, pero el huésped definitivo es el gato doméstico y otros felinos. El ciclo del parásito se completa en el intestino de éstos, eliminándose como oocistos en las heces.

TRANSMISIÓN

Transplacentaria, por ingestión de tejidos infectados con quistes titulares (carne mal cocida o cruda), ingestión de agua o alimentos contaminados con oocistos.

CICLO del PARASITO Consta de dos etapas.

Ciclo entero epitelial: En el intestino del gato (huésped definitivo)

Este se infecta al cazar y comer roedores, pájaros y pequeños animales infectados. También al ingerir carne cruda de aves, cabras, cordero y cerdo.

En el estómago e intestino los bradizoítos penetran las células intestinales y luego de multiplicarse masivamente obtenemos el oocisto no esporulado que es eliminado por heces pero no son infecciosos aún.

Son infecciosos cuando esporulan alrededor de uno a cinco días. Para ello deben darse condiciones de humedad, oxígeno y temperaturas adecuadas (entre 5 y 36ºC) Estos se eliminan de una a tres semanas post infección.

Ciclo extra intestinal: En el huésped intermediario que son las aves domésticas y silvestres, ganado ovino y caprino principalmente, cerdos, roedores, caninos, humanos e incluso el propio gato. Tiene dos formas de ingerir el parásito: 

a) ingestión de oocistos en agua, frutas y verduras y otros alimentos contaminados. Malos hábitos de higiene al manipular heces del gato. 

b) ingestión de quistes titulares en carne mal cocida.

Los oocistos penetran células intestinales donde se multiplican formando quistes titulares que contienen gran cantidad de bradizoítos. Estos llegan al Sistema Nervioso Central, músculos y órganos viscerales por medio de la linfa y sangre donde se alojan durante toda la vida del huésped. Los síntomas y signos aparecen ante estrés, inmuno supresión (bajas defensas), tratamientos con ciertas drogas, etc.

SINTOMAS

En gatos:

Infección transplacentaria: nacen gatitos muertos o mueren durante la lactancia. Abdomen distendido, lloran o duermen todo el tiempo.

Infección post natal: neumonía con fiebre persistente, anorexia, descenso de peso, ictericia, vómitos y diarrea; alteraciones neurológicas. 

Alteraciones oculares como uveítis. Algunos gatos solo presentan síntomas oculares.

En perros: Fiebre, disnea, diarrea y vómitos sobre todo en cachorros. Los adultos presentan síntomas neuromusculares como convulsiones, temblores, paresia o parálisis. Puede confundir con neosporosis.

En humanos: Se presenta en forma aguda o crónica, sintomática o asintomática. En niños mayores y adultos inmunocompetentes por lo general es asintomática. Si se presenta en forma aguda, los síntomas y signos son de corta duración y autolimitados, similares a un estado gripal. Presenta adenomegalia (ganglios aumentados) que pueden confundir con mononucleosis. En la mayoría de los casos se presenta como infección crónica (quistes titulares) donde no hay síntomas y solo se detecta por análisis de sangre. En otros como enfermedad crónica donde se presentan signos y síntomas de enfermedad en forma recurrente.

Es grave en personas HIV+ o todas aquellas inmunodeprimidas. En personas con SIDA suele ser la primera manifestación del Síndrome.

Es de importancia la infección transplacentaria y esta se da cuando se contrae la enfermedad durante el embarazo, sobre todo durante la primera mitad de la gestación. En la futura madre los síntomas suelen ser los mismos que para adultos y niños mayores o ser asintomático. Pero el niño al nacer presenta la enfermedad en forma congénita donde se destacan los síntomas oculares y de sistema nervioso central. 

DIAGNOSTICO

Se basa en estudios serológicos (sangre) básicamente tanto para animales como para humanos.

El diagnóstico diferencial se hace con todas las patologías que afecten el globo ocular, enfermedades sistémicas, inmunitarias y neoplasias. En el perro con Neosporosis, enfermedades digestivas de origen viral, distemper canino (moquillo o joven edad)

TRATAMIENTO 

Administración de antibióticos durante 2 a 6 semanas o más.

Para humanos también existe tratamiento, sobre todo durante el embarazo cuando se detecta que la infección se produjo en éste período.

PREVENCION

Los gatos deben ser alimentados exclusivamente con raciones balanceadas procesadas comercialmente.

No dar de comer carne cruda.

Eliminar diariamente las heces de la bandeja sanitaria y lavarla por lo menos una vez a la semana con agua hirviendo y desinfectante (yodo o formol si es posible) Las futuras mamás deben delegar esta función a otro integrante de la familia o usar guantes. Evitar que los gatos cacen y coman posibles huéspedes intermediarios o vectores mecánicos de oocistos (cucarachas, lombrices, caracoles)

En granjas y chacras u otros establecimientos, no debe permitirse que los gatos penetren instalaciones como gallineros o conejeras así como depósitos de alimentos.

Aunque el gato es quien elimina los oocistos y éstos son fundamentales en el ciclo de la Toxoplasmosis, no siempre las personas seropositivas o que cursan con esta enfermedad, conviven con gatos.

Tomando en cuenta todo lo anterior, para que una futura mamá se infecte por tener un gato, se deben reunir las siguientes condiciones:

Que el gato esté eliminado oocistos (se da durante un corto período) 

La mamá esté en su primera etapa de la gestación (donde es más grave) 

Que las heces permanezcan en la bandeja por más de dos días (en el momento de la emisión de heces los oocistos no son infecciosos)

Si el gato vive en apartamento y no tiene posibilidad de salir o cazar y consume ración comercial, la posibilidad de contraer toxoplasma se hace casi imposible.

Por lo tanto; es más probable que la infección se de por otros medios (ya mencionados) que por la tenencia de gatos en casa.

Deja un comentario