El material del pañal es un tema muy controvertido aún a la fecha; entre quienes consideran adecuado el uso de los descartables y quienes aún prefieren los de tela.

El material del pañal es un tema muy controvertido aún a la fecha; entre quienes consideran adecuado el uso de los descartables y quienes aún prefieren los de tela.

Aparentemente no hay comprobaciones de diferencias entre un buen pañal desechable y uno de tela. Lo más importante para la salud e higiene del bebé es el cambio frecuente. De todos modos, deben cuidarse detalles como la calidad del pañal y el tamaño.También se debe evitar usar calzones de plástico encima de los pañales ya que favorecen la proliferación de algunas infecciones al conservar la zona más húmeda y caliente. Respecto a la frecuencia de cambio de los pañales, en el recién nacido se recomienda un promedio de ocho cambios al día, cantidad que irá disminuyendo hasta alrededor de 4 o 5 al llegar a la edad del control de esfínteres. Esto es porque la frecuencia de las micciones y de las evacuaciones disminuye conforme aumenta la edad. Al cambiar cada pañal se debe hacer el aseo con agua simple, procurando eliminar los residuos de orina o heces. Se debe secar sin frotar ni friccionar enérgicamente, sino más bien por contacto y dejando también al aire libre. Si vas a utilizar toallitas higiénicas, asegurate que éstas sean hipoalergénicas. (Es decir, que no provoquen alergias.)

Deja un comentario